Nuestra Historia

Domingo Batlló, recorrió toda Cataluña intentando encontrar el mejor lugar de montaña, que le ayudara a mejorar su estado de salud.

Siguiendo su intuición, como las antiguas escrituras y creencias de la zona sobre el agua, decidió construir su residencia a escasos metros del río.

En 1926, tras el fallecimiento de Domingo Batlló, su hijo Jesus Batlló, terminó de construir la casa, según las directrices de su padre.

La arquitectura de la casa, llena de simbolismos y materiales nobles de primera calidad, recopila todos los conocimientos humanísticos y arquitectónicos de la familia, que a día de hoy, siguen constituyendo la identidad única de este hotel.

Los ejemplos mas característicos que rodean la casa, son la doble carpintería para combatir el frío, la calefacción a vapor en las esquinas de las estancias, la curvatura de techos en las estancias y el arco como forma predominante en puertas y ventanas.

Posteriormente se convierte en refugio y confinamiento de la familia después de la guerra civil. Por ello, empieza la segunda renovación que incluye un sistema de autosuficiencia energética sostenible, una iglesia y túneles de huida, que aún están por encontrar.

Angelats cuenta con siglos de historia a sus espaldas, y es no solo fascinante por su arquitectura y diseño inspirado en la Inglaterra victoriana, sino porque entre sus muros se ha tejido el destino de personas y países, retratando costumbres de otras épocas.